infosalud.org.

infosalud.org.

Los beneficios del tratamiento con células madre en enfermedades degenerativas

Los beneficios del tratamiento con células madre en enfermedades degenerativas

Introducción

Las enfermedades degenerativas son un conjunto de trastornos que afectan al tejido y a las células de nuestro cuerpo, y su prevalencia va en aumento en la sociedad actual. Estas enfermedades, como el Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, entre otras, que afectan al sistema nervioso central, son crónicas y suelen empeorar con el tiempo. En la actualidad, la terapia con células madre se ha mostrado como una de las técnicas más prometedoras en el tratamiento de estas enfermedades, junto con otros tratamientos.

¿Qué son las células madre?

Las células madre son células especiales que tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse en varios tipos de células específicas del cuerpo, lo que significa que pueden transformarse en una célula del hígado, un músculo o incluso de un tejido nervioso. Por lo tanto, las células madre son esenciales para la regeneración y reparación de los tejidos y órganos dañados en nuestro cuerpo.

Células madre y enfermedades degenerativas

En las enfermedades degenerativas del sistema nervioso, las células nerviosas pueden morir o funcionar deficientemente. Las opciones de tratamiento actuales se centran en el reemplazo de los neurotransmisores perdidos o en el control de los síntomas de la enfermedad, pero no en la reparación de los tejidos nerviosos deteriorados. La terapia con células madre se presenta como una forma de reparar y regenerar los tejidos nerviosos afectados.

Beneficios de la terapia con células madre para las enfermedades degenerativas

(1) Regeneración de células nerviosas: La terapia con células madre puede producir nuevas neuronas y células gliales para regenerar los tejidos nerviosos dañados y para mejorar la función neuronal. (2) Reducción de la inflamación: La terapia con células madre puede reducir la inflamación en las enfermedades autoinmunitarias, como la Esclerosis Múltiple, mejorando los síntomas de la enfermedad. (3) Reducción de los efectos secundarios de la medicación: La terapia con células madre puede reducir los efectos secundarios de la medicación usada para tratar estas enfermedades, lo que puede mejorar la calidad de vida del paciente.

Tipos de células madre utilizadas en la terapia para enfermedades degenerativas

(1) células madre embrionarias: Estas células se encuentran en los embriones humanos en etapas tempranas de desarrollo y tienen la capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de célula. Sin embargo, su uso es controvertido y tiene muchos problemas éticos y prácticos. (2) células madre adultas: Estas células se encuentran en diferentes tejidos del cuerpo, como el cerebro, la médula ósea, la piel, los músculos y el tejido adiposo. Se pueden obtener sin dañar a ningún ser vivo y se pueden reprogramar para convertirse en cualquier tipo de célula necesaria. (3) células madre pluripotentes inducidas (iPS): Estas células son células adultas que han sido reprogramadas genéticamente para actuar como células madre embrionarias. Se pueden obtener de pacientes específicos, lo que las hace ideales para su uso en terapia.

Situación actual de la terapia con células madre en enfermedades degenerativas

Si bien los ensayos clínicos de terapia con células madre para enfermedades degenerativas están en una etapa temprana, se han obtenido resultados prometedores. Los estudios han demostrado la seguridad y efectividad de la terapia con células madre para disminuir los síntomas de la enfermedad.

Conclusión

La terapia con células madre para enfermedades degenerativas es una técnica prometedora que ofrece soluciones para la regeneración y reparación de los tejidos y órganos dañados. Aunque todavía está en una etapa temprana, los estudios han demostrado la seguridad y la efectividad de su uso. Con una mayor financiación e investigación, la terapia con células madre podría conducir a una curación completa de las enfermedades degenerativas en el futuro cercano.