infosalud.org.

infosalud.org.

Azúcar: ¿cuánto es demasiado?

Azúcar: ¿cuánto es demasiado?

El consumo de azúcar en nuestra sociedad es muy alto. La mayoría de las personas no se dan cuenta de cuánto azúcar se encuentra en los alimentos que comemos todos los días.

¿Qué es el azúcar?

El azúcar es un tipo de carbohidrato que se encuentra de forma natural en los alimentos, como las frutas y las verduras. Sin embargo, el azúcar que se utiliza en los alimentos procesados y en las bebidas es en su mayoría azúcar refinada.

¿Cuál es el problema con el azúcar refinada?

El problema con el azúcar refinada es que no hay ningún valor nutricional en ella. Es un alimento vacío de nutrientes y calorías vacías. Además, el azúcar refinada también se asocia con varios problemas de salud, que van desde la obesidad hasta la diabetes tipo II.

¿Cuánto azúcar deberíamos consumir?

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo de azúcar no debe ser superior al 10% de la ingesta diaria de calorías. Esto significa que una persona que consuma una dieta de 2000 calorías al día no debería consumir más de 50 gramos de azúcar al día.

¿Cuánto azúcar hay en los alimentos?

El azúcar se encuentra en muchos alimentos, incluso en aquellos que no creeríamos. Por ejemplo, una sola lata de refresco puede contener hasta 40 gramos de azúcar. Además, el azúcar también se esconde en alimentos como el pan, la salsa de tomate, los cereales y las barras de granola.

Aquí hay una lista de algunos alimentos comunes y su contenido de azúcar:

  • Una lata de refresco de cola: 40 gramos de azúcar
  • Una barra de chocolate: 25 gramos de azúcar
  • Una taza de yogur de frutas bajo en grasa: 19 gramos de azúcar
  • Un paquete de barras de granola: 12 gramos de azúcar
  • Una taza de jugo de naranja: 22 gramos de azúcar
  • Una taza de cereales para el desayuno: 10 gramos de azúcar

¿Cómo reducir el consumo de azúcar?

Reducir el consumo de azúcar puede ser difícil, especialmente si hemos estado acostumbrados a comer muchos alimentos que contienen azúcar. Aquí hay algunas sugerencias para reducir el consumo de azúcar:

  • Beber agua en lugar de refrescos y bebidas azucaradas.
  • Elegir alimentos frescos en lugar de alimentos procesados, que a menudo contienen cantidades elevadas de azúcares añadidos.
  • Leer las etiquetas de los alimentos y buscar cantidades elevadas de azúcar añadida.
  • Elegir cereales para el desayuno que contienen menos azúcar o hacer tu propia granola en casa.
  • Usar edulcorantes naturales como la miel o el jarabe de arce en lugar de azúcar refinada.

¿Qué podemos esperar si reducimos el consumo de azúcar?

Reducir el consumo de azúcar puede conducir a múltiples beneficios para la salud. Estos incluyen la pérdida de peso, la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, la mejora de la salud dental y la reducción del riesgo de diabetes.

¿Cuánto es demasiado azúcar?

No hay una respuesta única a esta pregunta. Para algunas personas, consumir demasiado azúcar puede tener un impacto negativo en su salud en general. Para otros, consumir grandes cantidades de azúcar puede no tener ningún efecto en absoluto. Si tienes dudas sobre cuánto azúcar debes consumir, habla con tu médico o un dietista.

¿Qué pasa con los edulcorantes artificiales?

Los edulcorantes artificiales, como la sacarina, el aspartamo y la sucralosa, se utilizan a menudo como sustitutos del azúcar. Aunque estos edulcorantes no contienen calorías, algunos estudios sugieren que pueden tener un impacto negativo en la salud, incluyendo la reducción de la flora intestinal y la interrupción de la señalización de la hormona glucagón.

En resumen, el consumo de azúcar debe ser moderado. Los hábitos alimentarios saludables deben enfocarse en alimentos frescos y minimamente procesados y es posible utilizar edulcorantes naturales para endulzar los alimentos sin añadir azúcar refinada. Reducir el consumo de azúcar puede ofrecer múltiples beneficios para la salud. Habla con un profesional de la salud si tienes dudas sobre tu consumo de azúcar y si eres diabético, es importante estar alerta de los carbohidratos (incluyendo los azúcares tanto de alimentos no adicionados como los añadidos) que consumes en tu dieta.